CÁNCER

Cómo manejar el cáncer y la salud mental durante la pandemia del COVID-19  

 

En tiempos de pandemia, tener un diagnóstico de cáncer, podría representar un estresor adicional, lo que afecta la salud mental


 

Enfrentar un diagnóstico de cáncer es una situación difícil, pero dada la pandemia de COVID-19, podría representarpreocupación adicional debido los ajustes requeridos y al distanciamiento físico en los entornos familiares, sociales, laborales y/o escolares, para reducir el riesgo de exposición al COVID-19. Esto podría añadir sentimientos de angustia, por lo que es importante que fortalezca su salud emocional.

Durante el 2016, se  reportaron cerca de 16 mil casos nuevos de cáncer en Puerto Rico, siendo el cáncer de próstata, mama, colon y recto, pulmón y tiroides, los de mayor incidencia.  El cáncer es una enfermedad en la cual las células se dividen descontroladamente. Bajo circunstancias normales, las células crecen y se dividen para formar nuevas, y las viejas, mueren. Cuando algún tipo de cáncer se está desarrollando, las células permanecen vivas, y se crean nuevas, sin ser necesarias.

Un diagnóstico de cáncer podría representar un cambio vida de quien lo recibe, y de quienes le rodean. Los síntomas y efectos secundarios del tratamiento traen consigo cambios físicos para los cuales no siempre se está preparado. Además, la incertidumbre de lo que ocurrirá a corto, mediano y largo plazo podría afectar la salud emocional, y causar estrés y ansiedad.

Una actitud positiva podría ayudarle a mantener un buen estado de salud.  A continuación, se presentan algunas recomendaciones para sobrellevar los momentos de estrés:

  1. Manténgase en comunicación con familiares y amistades a través de mensajes de texto, videollamadas, llamadas telefónicas y cartas por correo postal.

  2. Realice actividades al aire libre. Podría separar un espacio en el día para realizar actividad física como: caminar o salir a respirar en algún espacio abierto.

  3. Practique hábitos saludables, como comer balanceadamente y dormir lo suficiente para sentirse descansado.

  4. Practique actividades que le hagan sentir bien, tales como leer un libro, practicar la meditación y destrezas, como pintar y bailar.

  5. Busque actividades que le resulten graciosas. Hable con personas que le ayuden a estar de buen humor.

  6. Haga lo que siempre ha querido, pero para lo que no tenía mucho tiempo, como organizar su casa o intentar nuevas recetas de cocina. 

  7. Enfóquese en los aspectos positivos de su vida.
     

En caso de que no pueda identificar una forma para sentirse mejor o haya dejado de disfrutar actividades que antes le agradaban, busque ayuda con un profesional de salud mental . La Línea PAS de ASSMCA está disponible para brindarle apoyo emocional, puede llamar al 1-800-981-0023 o al (TTY) 1-888-672-7622. 


De esta manera, conocerá mejor sus emociones y adquirirá las herramientas para sobrellevar la vida diaria; liberará su carga emocional y sentirá más alivio. Es importante no compararse con otras personas e intente mantener el control de sus emociones. No sea tan duro con usted mismo y, recuerde, que tener una mente sana le ayudará a mantener un cuerpo sano.