CENTROS DE CUIDADO DE ADULTOS MAYORES
 

Medidas de protección en centros de cuidado prolongado para adultos mayores con Alzheimer ante la COVID- 19

Todos nos hemos visto afectados por la pandemia de COVID-19. El confinamiento, las restricciones a la movilidad y los cambios de rutina, han impactado de forma significativa a las personas con Alzheimer y sus familias. Desde que comenzó la pandemia, la asistencia hacia los pacientes con Alzheimer se ha visto limitada. Se han afectado las visitas a los centros de cuidado, el seguimiento de terapias y rutinas, y las actividades de sociales, cognitivas, y físicas. La desconexión generada durante esta crisis puede empeorar la funcionalidad de los adultos mayores con Alzheimer, provocando alteraciones conductuales y psicológicas, y acelerando el avance de la enfermedad y su deterioro.

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?
El Alzheimer es una enfermedad neurológica (del cerebro), que provoca que gran número de neuronas mueran al pasar del tiempo. Esta enfermedad es un tipo de demencia que puede afectar los procesos mentales como la memoria, la capacidad de atención y aprendizaje, las funciones ejecutivas, lenguaje, entre otras. Se puede enlentecer el progreso de la enfermedad mediante cambios en el estilo de vida y medicamentos, pero los doctores no conocen causa o cura de la misma. 

Edad aproximada de personas con Alzheimer en Puerto Rico, según datos del Registro de Alzheimer de Puerto Rico

55.8% = 85 años o más.
32.4% = 75 a 84 años
9.4% = 65 a 74 años
2.4% = 65 años o menos


COVID-19 y demencias
Hay que observar con detenimiento si hay cambios de comportamiento, o si se agravan los síntomas en la persona con Alzheimer. Es importante evaluar si se trata de una infección por COVID-19 o si los cambios se deben a un mayor nivel de estrés debido a la enfermedad. 

Algunos síntomas que deben monitorearse son: 
•    Cambios en el humor (mayor agitación, mayor confusión, o tristeza repentina).
•    Tos, dificultad para respirar, fiebre.
•    Escalofríos, temblores y escalofríos que no ceden.
•    Dolor muscular, de cabeza o de garganta.
•    Pérdida reciente del olfato o el gusto.

¿Afecta de forma diferente a las personas con Alzheimer?
Según la Asociación Americana de las Personas Retiradas, COVID-19 se manifiesta diferente en las personas con demencia. Se ha observado que 3 de cada 4 personas con demencia y COVID-19 no presentan fiebre.  El delirio es mucho más frecuente en las personas con demencia. 
Según los datos del Sistema de Vigilancia de Muertes por COVID-19 de Puerto Rico, el 2% de los fallecidos por COVID-19 tenían Alzheimer.

 


Información para personas cuidadoras

Si cuidas de alguien que tiene Alzheimer y esta persona debe ser hospitalizada, se recomienda que sigas las siguientes recomendaciones: 

 

  • Estés preparado para pasar tiempo en el hospital e informes sobre la condición de tu ser querido. Lleva contigo la lista de medicamentos e indicaciones para el cuidado de su salud.

  • Practiques las medidas de seguridad protección para reducir el riesgo de contagio con COVID-19.

  • Expreses las necesidades de la persona con Alzheimer al equipo médico, para considerar las dificultades que puedan surgir. Tomes en cuenta las dificultades que puedan surgir con la persona que tiene Alzheimer, como mantener el distanciamiento físico o realizar algún procedimiento requerido 

  • Déjale saber al equipo médico sobre la condición de Alzheimer de la persona que cuidas, y recuérdales que tu asistencia podría ser necesaria para comunicar información de salud importante y apoyo de emergencia.  
     

Considerando que COVID-19 puede complicar el cuidado de una persona con Alzheimer, recuerda mantener las medidas de protección en todo momento, incluyendo: 

  • Uso de mascarilla.

  • Lavado de manos con frecuencia, al menos 20 segundos con agua y jabón.

  • Cubrir la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar.

  • Evitar tocar los ojos, la nariz y la boca si no se ha lavado las manos.

  • Limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia.

 

Cuidador, encontrar un balance entre tu labor y tu cuidado personal ayuda a prevenir complicaciones estresantes para tu salud y, al mismo tiempo, brinda estabilidad emocional a esa persona que cuidas.  Tu trabajo como cuidador es muy valioso. Por eso, es importante que cuides de tu salud física y mental.  La pandemia por COVID-19 puede provocar preocupaciones adicionales, por lo que sacar un espacio para cuidar de ti, es muy importante. Realiza actividades de tu agrado, despeja tu mente y consume alimentos ricos en nutrientes, de manera que te mantengas saludable. ¡Al cuidar de tu salud, también cuidas de la salud de quienes te rodean!

Contenido desarrollado con el apoyo de Mundo Mayor- Iniciativa de adultos mayores del Departamento de Salud de Puerto Rico

 

Descargue la Guía para establecimientos de cuidado de adultos mayores en el siguiente enlace:

© 2020 Departamento de Salud - Activa Tu Salud

Secretaría de Salud Familiar, Servicios Integrados y Promoción de la Salud

  • Facebook
  • Twitter