Vejez≠.png
Cambiar la percepción sobre la vejez es necesario para valorar a nuestra población adulta mayor. Esta etapa de vida no debe verse como una llena de limitaciones o enfermedades, al contrario, es una oportunidad de explorar nuevas actividades las cuales brinden un bienestar físico, emocional y social.
 
Este cambio en percepción es más importante dentro de la situación actual ante el COVID-19 y los riesgos asociados con el envejecimiento y las enfermedades crónicas. 

Senior Woman Dancing
Father and Son

Envejecer saludablemente debe ser una prioridad desde la juventud. Cambiar la manera cómo miramos la vejez es el primer paso. Para esto, rompamos los estereotipos de la gente vieja.
 

Vejez NO es:

 

  • Sobrepeso y obesidad

    • Llevar estilos de vida saludables en todas las etapas de la vida es posible y ayuda a prevenir enfermedades crónicas.
       

  • Vida sedentaria

    • Mantener una vida activa de acuerdo con las preferencias y estado de salud puede ser una realidad en cualquier momento de la vida.
       

  • Alimentación aburrida

    • Consumir los alimentos que nos gustan es posible, si consideramos las porciones y recomendaciones de profesionales de la salud.
       

  • Dejar de aprender

    • Nunca es tarde para aprender nuevas destrezas y desarrollar habilidades que ayuden a mantener una buena salud cognitiva, reduciendo el riesgo de demencias.

  • Enfermedades crónicas

    • No son parte de la vejez, al contrario, son consecuencias de estilos de vidas y otros factores que no necesariamente ocurren en el proceso normal de envejecimiento.

  • Aislamiento, soledad o abandono

    • Hay formas de mantenernos cerca, a pesar de la distancia. La tecnología nos permite continuar con nuestros vínculos sociales. En estos momentos es una herramienta clave para evitar el contagio con COVID-19. Una carta, llamada o una videollamada puede ser vital para conectar con nuestros adultos mayores. 

  • Dependencia o limitaciones

    • Si bien hay tareas o actividades que no podemos realizar de la misma manera que cuando éramos jóvenes, no significa que no pueda hacer las mismas ajustándolas a su estado de salud y fortaleza física o encontrar otras formas de hacerlo.

 

Cada etapa de vida tiene sus características particulares, pero es posible llevar una vida activa, saludable y feliz. Cambiar la percepción sobre la vejez es el comienzo de cuidar la salud y disfrutar una mejor calidad de vida.